Marcos concluye la primera maratón en Navandrinal en homenaje a las mujeres con cáncer de mama

La idea que rondó a Marcos Jiménez López (Ciri y Cipri) el pasado verano se ha cumplido. Parecía una locura lo de dar 80 vueltas corriendo por el pueblo. Realmente, es una auténtica locura, pero el pasado domingo 16 de mayo en Navandrinal, Marcos ha conseguido completar los 42,195m que definen la maratón haciendo el recorrido de la procesión.

El objetivo de Marcos con esta carrera era dar visibilidad a las mujeres que tienen o han tenido un cáncer de mama, darles todo su apoyo moral y psicológico y mandarles mucha fuerza. Una carrera en homenaje a su madre que ha pasado esta enfermedad con un mensaje de esperanza para las mujeres que ahora están en tratamiento.

Marcos Jiménez López llegando a la meta.

Todo un reto deportivo: una maratón a 1325 m sobre el nivel del mar

Aunque Marcos no se centró en hacer su mejor marca, el corredor terminó la carrera en un tiempo de 3 horas y 40 minutos. La deuda de oxígeno que se produce a esta altitud sí que le afectó. No logró prepararse la carrera como había pensado al no poder volver al pueblo desde el verano pasado debido a las restricciones de movilidad causadas por la pandemia. El constante sube y baja de las cuestas del pueblo le afectaron a las piernas, en especial a la sobrecarga en los isquiotibiales.

Todo el pueblo volcado con Marcos

Seguir leyendo “Marcos concluye la primera maratón en Navandrinal en homenaje a las mujeres con cáncer de mama”

La primera Maratón en Navandrinal

¿Te imaginas correr una maratón dando vueltas al pueblo hasta completar los 42,195km de distancia? Parece una locura pero pronto será una realidad. Marcos Jiménez López, el hijo de Ciri y de Cipri, el próximo domingo 16 en Navandrinal va a correr una maratón a las nueve de la mañana.

¿Cómo se le ocurrió esta idea? A Ciri, le diagnosticaron cáncer de mama en 2019 y Marcos quiere mostrar todo su cariño a sus padres haciendo esta carrera. Es un homenaje a todas las mujeres que tienen o han tenido esta enfermedad para darles todo su apoyo psicológico y la visibilidad que se merecen. Marcos nos habla de la importancia de la fortaleza mental en este tipo de situaciones y de ahí que él quiera hacer este esfuerzo físico el próximo domingo.

Hablamos por teléfono con él y nos explica cómo ha preparado esta carrera, lo que supone para un deportista correr a 1325m de altitud sobre el nivel del mar con cuestas y qué mensaje quiere transmitir. ¡Dale al play y escucha la entrevista!

Ir a descargar

Dando la bienvenida a los nuevos becerritos

Queridos navandrilovers, hace mucho tiempo que no os cuento las Aventuras en Navandri con los partos de las vacas. Es maravilloso ver el ciclo de la vida de los animales, en este caso de las vacas. Tienen un embarazo de nueve meses y cuando se acerca la fecha del parto la conversación entre mis padres se resume en “¿Cuándo cumple esa vaca? ¿Está muy ubreá*?

En cuanto termines de trabajar bajamos a asomarnos a la vaca. No me da buena espina.

Eso me dijo mi padre el pasado 4 de marzo, así que sobre las cinco de la tarde fuimos hasta el prado situado en la carretera entre San Juan del Molinillo y Navalmoral a observar a la vaca. Cuando llegamos estaba tumbada, se levantaba, subía el rabo, se notaba que estaba inquieta y no le asomaba nada.

Mi padre, como ya conoce al ganado, seguía preocupado viendo a la vaca en esas condiciones. Decidimos volver a casa para coger cuerdas, trapos y regresar al prado con mi madre y mi tío Jesús por si había que asistir en el parto. Ya en la finca y tras consultar por teléfono a mi hermana veterinaria, llamamos a un veterinario de Ávila. Nos dijo que la llevásemos a un cepo y que venía lo antes posible. Y claro, estábamos entre los dos pueblos así que se nos ocurrió llamar a Mario (el de Ramón de San Juan del Molinillo) para preguntarle si podíamos usar su cepo que está por la dehesa abajo. Justo al salir del prado pasaron sus padres y nos dijeron que fuéramos para su finca y a los pocos minutos acudieron Mario y su hermano Óscar a ayudarnos para llevar la vaca. ¡Y menos mal! Porque el animal con los dolores no quería ir. Entre mis padres, mi tío y yo hubiera sido mucho más complicado y con ellos fue más sencillo.

Nunca te acostumbras a un parto de una vaca, sobre todo si notas que no va bien. ¿Y cómo te das cuenta de que la novilla “ha ubreado de golpe”? Sabiduría, conocimiento, experiencia. No busques *ubrear en la RAE, vete al apartado “diccionario” del blog.

-Puedes llevar años y años cuidando vacas, pero siempre te pones nervioso cuando van a parir.- Decía Óscar mientras llevábamos la vaca a su cepo.

La verdad es que Alberto, el veterinario de la clínica San Antonio de Ávila, llegó enseguida, justo cuando estábamos llegando al cepo para meter a la vaca.

Seguir leyendo “Dando la bienvenida a los nuevos becerritos”

8 de marzo, mujeres en Navandrinal

Hoy es 8 de marzo de 2021. El 8 de marzo fue reconocido por las Naciones Unidas como el Día Internacional de la Mujer en el año 1977. En este día se conmemora la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos. A día de hoy se siguen produciendo desigualdades entre hombres y mujeres, hoy es un día para reivindicar.

Sí, Aventuras en Navandri es un blog feminista. Podéis leer la definición de feminismo en el Real Diccionario de la lengua española:

Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre.

Movimiento que lucha por la realización efectiva en todos los órdenes del feminismo.

Con motivo del 8 de marzo he querido homenajear/reivindicar a las mujeres de Navandrinal.

Quiero dales las gracias públicamente porque por ellas, hoy todos nosotros estamos aquí. Quiero agradecer vuestra colaboración, sois maravillosas. Cada una con su historia, con su fuerza, su valentía. Aprovechando la celebración de este día, he querido dejar constancia de las mujeres que estábamos este fin de semana en el pueblo. No están todas ya que algunas no han querido salir (lo entiendo, yo por no hacerme la foto ni salgo en la orla de la carrera…). Agradezco a las que no son amantes de salir en las fotos y han accedido a que las haya podido retratar y, la verdad, es que todas han aceptado con una sonrisa. ¡GRACIAS! Para mí tiene mucho valor documentaros y ha sido muy especial el haber podido fotografiaros.

Seguir leyendo “8 de marzo, mujeres en Navandrinal”

Recuerdos de la borrasca Filomena

Sí, lo predijeron: “va a nevar intensamente en el centro de la Península”. Creo que todos pensamos que la borrasca Filomenta no iba a ser para tanto y nevó pero bien. Aunque en nuestro pueblo, Navandrinal, apenas cayeron unos centímetros de nieve en comparación con las imágenes de otros territorios, entre ellos Madrid.

El viernes 8 de enero volví al pueblo. Los hermanos Sergio y Bruno (los de Paloma), a partir de ahora “los rescatadores”, acudieron a recogerme a la estación de autobuses de El Tiemblo. Llegué sobre las seis y cuarto de la tarde y la carretera comenzaba a cubrirse de nieve. Ellos me recogieron a las siete, pues condujeron despacio a causa de la nieve. Yo esperé apreciando el caer de los copos, la verdad es que ver nevar relaja mucho.

La aventura comenzó cuando me recogieron y volvimos al pueblo. Tuvimos que ir despacio con el coche porque la carretera ya estaba cubierta por la nieve. Pasamos por el pantano de El Burguillo y a penas veíamos las señales porque estaban tapadas por la nieve. Es curioso, pero fui consciente del desnivel que hay entre El Tiemblo y Navandrinal, ¡todo cuesta arriba!

Cuando estábamos en El Barraco nos adelantó un camión por la derecha. Sí, nos quedamos los tres alucinados y luego quitamos hierro al asunto con unas carcajadas, pero nos dimos cuenta de que que la carretera se estaba poniendo peligrosa. Sergio iba al volante y seguía los consejos que le dábamos Bruno y yo. Con calma y serenidad continuó conduciendo muy bien. Como una hora y media después llegamos a Navalmoral y fue un alivio.

Desde el coche
Seguir leyendo “Recuerdos de la borrasca Filomena”

Dos navandrileños estuvieron en el Festival de Woodstock (1969)

Como muchos habréis visto, “tió” Vale hace los cestos. Al terminar el cesto me hizo una pregunta: “¿A ti te gusta el rock and roll?” Y yo contesté que sí, que antes del confinamiento solía ir a conciertos en Madrid y hacía fotos, entrevistas a grupos rockanroleros… y me dijo: “¿Sabes dónde estuve yo en 1969?” Y yo pues ni idea, no he hablado mucho con Valentín. Casi me desmayo. Valentín, Demetrio y Juan (DEP) ¡Estuvieron en Woodstock!

He visto a Valentín y a Demetrio miles de veces por Navandrinal, nunca me hubiera podido imaginar que ellos fueron espectadores de uno de los festivales de música que más tengo idealizados. Valentín tan reservado y Demetrio tan atareado con sus vacas… Sí, ellos también fueron jóvenes y como bien dice Valentín en la entrevista “fue el verano del amor”.

La vuelta al pueblo de tres jóvenes gracias al teletrabajo

La actual crisis sanitaria que estamos viviendo en todo el mundo ha cambiado nuestras vidas, nuestras costumbres y ha puesto en alza el mundo rural. Yo no me creía que esto iba tan en serio hasta que suspendieron las fiestas del pueblo. ¡Es broma!

Es un hecho que muchos de los pueblos de España han aumentado su padrón municipal. Tras el confinamiento en la ciudad, mucha gente ha decidido cambiar su lugar de residencia, y han optado por trasladarla a un pueblo. Hace unos días en las noticias de Castilla y Léon nos informaban del incremento del 27,4 % en la compraventa de viviendas. Ya en agosto se vio un cambio en la tendencia en el mercado inmobiliario apostando por las residencias en zonas rurales tras el confinamiento. Según un informe de Idealista, en la provincia de Ávila, seis de cada diez búsquedas de inmuebles en venta se hicieron en municipios del medio rural.

A los datos me remito, incluso nuestro municipio, San Juan del Molinillo, ha incrementado su padrón tras el confinamiento. Ni más ni menos que veinte personas se han empadronado después del confinamiento que comenzó en marzo. En este post nos centramos en unos cuantos jóvenes, empadronados en Navandrinal, que han decidido quedarse en el pueblo más allá del verano.

Durante esta crisis sanitaria, la forma de trabajar se ha visto afectada. El famoso teletrabajo, prácticamente impuesto al principio del Estado de Alarma en marzo de 2020, continúa en algunas empresas. Esto hace que el trabajador tenga mayor libertad a la hora de establecer su lugar de residencia ya que no depende de ir a un lugar físico para desempeñar su labor.

Desde finales de junio son muchos los navandrileños que han estado teletrabajando en el pueblo a pesar de su mejorable conexión a Internet. Jean Louis, Carlos, Fermín, Sofía, son algunos de los que me acuerdo aunque seguro que me faltan nombres. Dani (Martín y María del Carmen ), Bruno (Paloma y Daniel), y Olivia (Fabiana y Demetrio) son jóvenes que todavía están aquí y han decidido quedarse en el pueblo mientras están teletrabajando. Han cambiado Madrid por Navandrinal y comparten con nosotros su experiencia.

Jóvenes de Navandrinal teletrabajo
Bruno, Olivia y Daniel. Noviembre 2020  © Aventuras en Navandri.

¿Por qué te has quedado en el pueblo?

Seguir leyendo “La vuelta al pueblo de tres jóvenes gracias al teletrabajo”

Esperanza y Edward, confinados en el pueblo por sorpresa

(English summary below.)

Pasar el confinamiento en el pueblo ha sido muy diferente a pasarlo en la ciudad. Muy distinto a los que lo hemos vivido en el centro de una gran ciudad, con todas la tonterías esas como las de agotar el papel del wc… Volver a Navandrinal, a pesar del virus, nos ha permitido hablar con la gente, preguntarles por cómo lo han vivido ellos, qué sensaciones tuvieron. 

Da la casualidad que en septiembre, paseando por el camino de la Llaná, nos encontramos con dos navandrileñas: Marisol (Gero y Luis) y Esperanza (Martín y Virginia ). Marisol me preguntó que si conocía a Esperanza, y la verdad es que de vista no tenía ni idea de quién era. Me empezó a decir que había pasado el confinamiento aquí en el pueblo con su amigo inglés, y ya caí. Claro que la conocía de oídas, de las conversaciones con mis padres: “Se han quedado en el pueblo muchos matrimonios… Está una hija de Martín, estará con su marido, habla inglés…”. Ya sabéis que en el pueblo si estás soltera y te ven con un hombre, es tu novio o tu marido, por decreto. 

El caso es que me pareció una auténtica aventura en Navandri, sobre todo, imagino, para el inglés. ¡Quedarse en un mini pueblo cuatro meses! Así que quedamos una tarde para charlar y hacerle una especie de entrevista para el blog. La idea era que me contara su experiencia, pero al estar con Esperanza y Marisol, surgieron muchos más temas. No tienen nada que ver con el confinamiento en el pueblo, pero no he querido pasarlos por alto. ¡Empezamos!

Las primeras fiestas del pueblo en agosto.

Prácticamente habían pasado veinte años desde la última vez que Esperanza pisó el pueblo. Me pareció muy raro, porque los del pueblo como que somos muy fans y no tardamos tanto en volver a casa. Nos dice que sí solía venir en verano cuando era joven. Recuerda las primeras fiestas del pueblo en agosto que fueron en la plaza de la carretera que era de arena. Sería en 1976 o 1977 e hicieron una plazoleta con carros y trajeron una vaquilla que se escapó. Luego dejó de venir hasta un fin de semana, el de las fiestas, del año 2000 y hasta este año no volvió.

Antes de preguntar a Esperanza por su confinamiento en el pueblo con su amigo inglés, me puede la curiosidad, y tanto a ella como a Marisol les planteo la siguiente reflexión. Yo les veo como mujeres independientes que han sido capaz de desarrollar una carrera profesional y compatibilizarla con una familia. Me da la sensación de que las mujeres más mayores del pueblo no tuvieron esa oportunidad ya que debían trabajar en el campo y en casa las que estaban aquí, y las que fueron a la ciudad eran amas de casa. Otras mujeres más jóvenes sí que trabajaron fuera de casa y me da la sensación de que la generación de Esperanza y Marisol, las mujeres del pueblo que hoy tienen entre 55 y 65 años, ya algunas tuvieron acceso a la Universidad, a aprender un oficio y a desarrollarse profesionalmente. Realmente les veo como las primeras mujeres independientes y les pido su opinión.

Esperanza es clara a lo que tú llamas mujer independiente, yo lo llamo esclava. Es decir, en mi generación teníamos que trabajar fuera de casa, teníamos que criar a los hijos si había, teníamos que cuidar a nuestro marido y llevar el peso de la casa. No teníamos ningún reconocimiento extra por ello. No veo ninguna liberación ahí; hasta he sentido envidia por la señora que está casada y que no trabaja y que lo único que tiene que hacer es la comida a su marido y ocuparse de las tareas porque realmente tenía todo el día libre. Yo he tenido amigas de mi edad que no trabajaban y cuando dejábamos a las niñas en el colegio, mientras yo me iba al trabajo, ellas se iban a tomar un café, después al gimnasio o de compras cuando el marido no iba a comer y no tenían más trabajo que volver a recoger a la niña después del cole. Para mí eso sí era libertad. Mi jornada terminaba a las ocho y llegaba a casa, bañaba a la niña, preparaba la cena, la acostaba, preparaba el uniforme… para mí eso era esclavitud.”

Realmente este tema da para un nuevo post en el blog porque es una visión muy interesante sobre los roles desempeñados por hombres y mujeres. “La generación que viene después de la mía -continúa Esperanza- el hombre tenía más participación en la casa y todo era un poco compartido, pero en mi generación al hombre se le liberaba del trabajo del hogar y se esperaba que lo hiciera la mujer. Teníamos que trabajar porque necesitábamos dinero, pero seguíamos trabajando en casa.”

Seguir leyendo “Esperanza y Edward, confinados en el pueblo por sorpresa”

La siega con guadaña en Navandrinal

A pesar de todo hemos tenido una hermosa primavera. Llovió lo necesario para que los prados echaran hierba y en verano hemos podido recogerla. A principios del mes de julio pudimos contemplar cómo se practica la siega en nuestro pueblo Navandrinal con la herramienta tradicional que es la guadaña. Sí, aquí la llamamos “aguadaña” y nos entendemos.

La mañana del sábado 4 de julio, acudimos al Prado Pino, cerca de la Garganta. Pablillo había preparado el desayuno para su cuadrilla de segadores: Berna, Candi, Jesu, y Mariano.

Un pan reciente, vino de cosecha propia, unas latas de mejillones y el chorizo que hacemos en el pueblo en conserva, entre otras cosas. Había que coger fuerzas para continuar con la siega de los prados que están en la ladera de la montaña.

Seguir leyendo “La siega con guadaña en Navandrinal”

Entrevista al Alcalde Prudencio Andrino: “Tenemos una guerra abierta con Telefónica por el ancho de banda”.

Hoy se cumplen 83 días desde que se decretó el Estado de Alarma en España y nos surgen muchas preguntas por cómo va a ser la vuelta a nuestro querido pueblo Navandrinal y sobre cómo están viviendo esta situación provocada por la crisis sanitaria de la COVID-19. Vamos a intentar resolver esas dudas haciendo una entrevista a nuestro alcalde Prudencio Andrino (PSOE) que ha tenido la amabilidad de dedicar un rato a este blog. Esto es lo que nos ha contado:

Bienvenido a Aventuras en Navandri, ¿Cómo habéis vivido esta situación y cómo estáis?

Lo primero muchas gracias por darme la oportunidad de transmitir lo que estamos viviendo a través de este canal. De momento estamos bien dentro de la gravedad del tema, de salud estamos bien en los tres núcleos gracias al esfuerzo y al trabajo de todos.

Ya se puede viajar dentro de la misma provincia, para todos los que vayan desde Ávila, ¿hay alguna medida que se tenga que cumplir al ir al pueblo?

La gente está viniendo poco a poco y tiene que cumplir con la seguridad sobre todo. Mantener la distancia social entre personas y bueno, aquí se han hecho las cosas de esta forma y hasta ahora en la Fase 0 se ha cumplido todo. En la Fase 1 se van despejando las cosas y ya se puede socializar en los bares, básicamente en los bares ya que es el punto de encuentro porque una vez que sales de casa vas al bar, no tenemos otro sitio.

Ahora nos detendremos en el tema de los bares, pero antes de continuar, ¿puedes aclarar la polémica que ha habido con los vecinos que han acudido a nuestros pueblos todavía en la Fase 0? ¿Se les ha echado? ¿Se les ha dado un aviso por parte del Ayuntamiento? ¿Qué ha pasado exactamente?

Ha habido varios casos en Villarejo, San Juan del Molinillo y Navandrinal. En el caso de Navandrinal vino un matrimonio por la noche y nosotros como teníamos el aviso de que en cualquier momento que se produjesen estos movimientos nosotros tenemos que notificarlo inmediatamente. El procedimiento que hemos seguido en los casos de los tres pueblos ha sido el de dejar constancia en la Guardia Civil y en conjunto con la Guardia Civil trabajando entre el Ayuntamiento y ellos, pues se habla con las personas y se piden los justificantes y luego ese trabajo lo lleva a cabo la Guardia Civil.

En estos casos, ¿tenían los justificantes? Seguir leyendo “Entrevista al Alcalde Prudencio Andrino: “Tenemos una guerra abierta con Telefónica por el ancho de banda”.”