La voz del pueblo de Navandrinal para animarnos durante la cuarentena

Queridos Navandrileños:

Hoy más que nunca os siento mucho más cerca a pesar de la distancia y del confinamiento que estamos viviendo. Hace una semana os pedía que por favor no fuéramos al pueblo, que nos quedásemos en casa y que tuviéramos en cuenta las medidas de prevención para frenar el avance del coronavirus. 

Hoy os he pedido que escribierais un párrafo o me mandaseis un audio sobre cómo estáis viviendo esta situación y quiero daros las GRACIAS por haber sacado un hueco para Aventuras en Navandri.

Sin más dilación, (muletilla que siempre me ha encantado), os cedo este espacio (adornado con flores para celebrar la primavera) que nació para vosotros y por tanto os pertenece. Tenemos la suerte de ser de Navandrinal, de tener conciencia de pueblo, de familia y saldremos juntos de esta. Recuerda: quédate en casa.

Alba Rochol (Madrid):

El encierro en casa lo estoy viviendo mejor de lo que esperaba. Tengo que hacer muchos trabajos de la universidad y eso me distrae, además cuando me entra el bajón pienso que quedándonos en casa estamos ayudando a mucha gente y eso me anima. Sin embargo, también vivo estos días con mucha angustia viendo en las noticias que las cifras de muertos aumentan cada vez más y que las familias no se pueden despedir de sus seres queridos como quisieran por miedo al contagio.
Mismo miedo que siento al pensar que el virus pueda llegar a Navandrinal y afectar a mis abuelos y todos nuestros mayores que mantienen vivo el pueblo, ese lugar que ahora mismo tanto echo de menos. Todos los días pienso que este reclutamiento se viviría mucho mejor allí, pero por responsabilidad sé que no podemos ir. Lo último que hay que perder en estos momentos es la Fé y la Esperanza, yo confío en que esto pasará pronto y podremos sacar algo bueno de tanto dolor. Así que ahora no queda otra que hacer videollamadas y disfrutar pensando en lo bonito que será el día en el que volvamos a estar todos juntos allí. Nos vemos pronto familia.

Paloma (Francia):

Feliz primer día de primavera , me escribió mi sobrino hoy y también me dijo: A oler las flores desde la tele y me hizo reír. Yo le escribí y le dije : Uy…Que daría yo por oler las cabras de Benito hoy en el pueblo . Y mi sobrino me contestó : Esta me la apunto y te lo recordaré este verano!!! Espero pueblo que así sea,  que nos encontremos todos para la fiesta de la virgen para beber una buena sangría y bailar el chipirón. Mucho ánimo a todos y no olvidéis que somos un pueblo.

Felipe (Francia):

Hola familia lo que dicen es verdad‚ nosotros en nuestro hospital que es un hospital de tercera línea no tenemos mascarilla ni vestidos para protegernos, es un crimen. Nuestros putos políticos lo van a pagar después de esto‚ sobre todo no salgáis quedaros en casa. Esto es serio.

Carla “la de Paloma” (Francia):

Desde que empezó esta cuarentena, suelo dormir muchísimo y soñar con las montañas de mi pueblo que quiero volver a ver lo mas rápido posible. También sueño en volver a salir de fiesta que las fiestas de Navandri son especiales y únicas. ¡Ojalá se acabe todo esto rápido !
¡Quedaros en casa para el bien de todos !

Tamara (Navandrinal):

Mi experiencia durante estos días está siendo bastante dura, aunque solo llevemos una semana en cuarentena, el no poder salir por el pueblo está siendo bastante duro. Acostumbrada a estar la mayoría del día en la calle, el tener que estar las 24 horas en casa se me hace eterno el día. Es verdad que salgo cuando tengo que ir a comprar a donde Juan y Tere, y por lo menos, me doy un paseo y me despejo, pero resulta tan extraño ir por el pueblo y no ver a nadie, ni si quiera a Domingo que siempre está de un lado a otro.
Por otra parte, tengo una gran preocupación por que el virus se pueda propagar por nuestro pueblo. De las pocas personas que ya habitan durante todo el año nuestro pueblo, la gran mayoría son gente mayor, y tienen bastante riesgo en caso de que cogieran el virus, y puede ser trágico para nuestro pueblo.
Espero que las próximas semanas poco a poco vaya mejorando la situación, que consigamos vencer al virus, y que sobre todo, estemos todos bien para poder celebrarlo en verano.

Guille (Salamanca):

Esta situación la estoy viviendo con cierta incertidumbre de levantarte por la mañana y pensar si habrá aumentado o disminuido el número de contagios. El pueblo por supuesto que lo echo de menos y por supuesto que me encantaría ir pero tenemos que tener un sentimiento de responsabilidad y no ir para proteger a toda nuestra gente. El aburrimiento en esta situación es el peor de los enemigos pero para combatirlo lo único que hay que hacer es tirar de imaginación, echar ese Monopoly que ansiabas, una partida de cartas, etc. Por último mandar un mensaje a todo el mundo de que esto acabará, no sabemos si pronto pero acabará. Un saludo.

Lucía(Ávila):

¡Hola! En mi caso estos días de cuarentena he decidido pasarlos en Ávila y no irme al pueblo, ya que aunque allí esté mi familia no quería poner en riesgo a nadie. En los días que llevo estoy llevando esto de la mejor manera posible, aunque es aburrido estar encerrado en casa, hay muchas cosas que hacer como organizar y colocar bien el armario, empezar alguna serie, leer y en mi caso los estudios no paran, tenemos trabajos online y explicaciones de los próximos temas así que estudiar un poco estos días no va a estar de más. Por supuesto, echo de menos poder ir estos findes a ver a mi familia pero pienso que quedarme aquí ha sido un bien mayor.

Rafael Estevez (Francia):

Mi segunda casa se echa muchísimo de menos, quiero volver muy pronto y quiero que se acaba el Covid-19. Quiero ver a mis amigos y familia.
Cuando se acabará el Covid-19 quiero bailar, cantar, emborracharme y divertir con la gente de mi querido pueblo durante las fiestas del verano.
¡Pienso muchísimo de vosotros!

Cristina_sg (Madrid):

Me encuentro en mi cama intentando descansar un poco después de salir del Hospital y me cuesta dejar de pensar, dejar la preocupación, el miedo y la impotencia a un lado… Pero hay una cosa que es lo único que me alivia, verme de nuevo en mis montañas, la garganta, por el camino de las eras o sentada en el machaero del patio de mi abuela y en buena compañía, libre pero a la vez resguardada porque el pueblo te da esa sensación… Te protege, te guarda… ¡Y a mi esas tierras me están esperando!

F.B. (Madrid):

Pregunta Olivia que cómo vivimos esta situación. Pregunta Olivia y yo, no puedo por menos imaginármela sonriente, divertida, haciendo esta pregunta. Ella insiste. No hay humor ni ganas de escribir, porque, cuando te paras a pensar, entonces lo ves todo en otra dimensión, de otro color, más oscuro, más borroso todo. Quizá prefiera verlo virtualmente, irrealmente, olvidarme de todo, reírme con todo lo que manda, pone la gente en las redes, reírse y reírse. No sé dónde leí que si te ríes espantas (jo, me sale estampas, que me sirve igual) los males. Quiero espantar los males, quiero estampar el virus…

No, del pueblo en sí me acuerdo poco, Olivia, no sé por qué, no, quizá porque allí estén más protegidos, pienso que la gente, allí, estará bien. Voy a añadir otro par de cosas en qué he pensado: hace unos días empecé con fiebre, tarde, sobre la una de la madrugada, solo pensé en él, en no contagiarlo, en mi pareja; se lo dije y ahora nos hablamos por teléfono de una habitación a otra. Esa misma noche, cuando no me conseguía dormir, no creo que pensara en Navandrinal, pero sí pensé en mis zapatillas de allí “ja, ja, cómo tenga que ir al hospital no puedo ir con estas!! Por favor, qué imagen.” Y no sé ya, si la noche misma o a la mañana siguiente, me puse a rebuscar una caja con las zapatillas nuevas por si acaso… en eso pensé Olivia.

Y ahora, en este preciso momento, como ya un gran amigo mío, médico, y en el que confío plenamente me ha dicho: “Pues tú ya estás inmunizada. Bravo.” Pues ahora, y ya inmunizada, lo que pienso y deseo es poder contribuir a ayudar a los demás, a ayudar en algo, a alguien, a sacar fuerzas, a mirar para adelante, a ser útil… Aún me quedan unos cuantos días por seguir recluida, pero con ánimo y fuerza, que es lo que os deseo a todos los que seguís a Olivia y a TODOS. Deseo que Navandrinal esté bien y olvidarnos de ese pueblo un tiempo y deseo, ante todo, no haberle contagiado.

Belén Jiménez (Madrid):

Es una situación muy extraña, asusta pensar qué va a pasar después de que termine la cuarentena. En cuanto al encierro lo estoy pasando trabajando, prácticamente todo el día y cuando termino hago un poco de ejercicio, así que el día no se hace largo. No he tenido tiempo de aburrirme ni de leer o ver series. Estoy deseando que pase todo para ir al pueblo y a estar con la familia, se echa mucho de menos.

Helena J (Madrid):

Este encierro está siendo llevadero.
Trabajando desde casa y los niños estudiando online. Adaptándonos a esta nueva situación.
Con mucha pena por no poder ir al pueblo tenía muchas ganas de ir en Semana Santa para disfrutar de los Navandrileños y de nuestra sierra tan hermosa.
Esperemos que podamos volver cuando acabe este confinamiento y que estéis todos bien. Un beso enorme.

Emma (Francia):

Buenos días navandrileños,
Como lo habéis podido comprobar estamos atravesando una situación excepcional y por lo tanto nos tenemos que quedar en casa, sin pueblo ni juerga….
Personalmente lo echo mucho de menos ya que como sabéis me encanta estar allí y aunque habíamos previsto ir en Semana Santa, mi madre y yo decidimos quedarnos en casa .
Espero sinceramente que ninguna persona del pueblo se infecte porque sería lo peor que podría pasar. Por esta misma razón tenemos todos que ser conscientes y respetar las normas.
Ya sabéis todos que en cuanto volvamos a la normalidad y abran los bares lo pasaremos genial . Ánimo todos los navandrilovers.

Bruno (Madrid):

Tengo la suerte de trabajar en una empresa que se dedica al marketing en el mundo de la salud. Entonces, al entrevistar médicos y colaborar con ellos, hemos podido conversar sobre el virus antes de que llegue a España. Mi jefe estaba muy preparado para la situación, y sabía cómo reaccionar. Por eso hemos empezado a teletrabajar antes que todos, el miércoles 11 de marzo. Pensé en irme al pueblo al principio, pero claro, quién sabe si no iba a llevar el virus conmigo.
Al final, me quedé en Madrid y mi rutina no cambió mucho, solo que en vez de irme a la oficina para trabajar, lo hacía desde mi casa con el ordenador. Lo más difícil del teletrabajo es la disciplina; pasas de un despacho en open-space con tus compis de trabajo, a un despacho en tu habitación cerca de tu cama tan cómoda. Además cuando empiezas a las 8h, no tienes la máquina de café de la empresa y nadie te está mirando… es difícil resistir.
Supongo que mi situación es diferente de los demás, sigo necesitando más horas al día para hacer todo lo que quiero hacer. Tengo la suerte de vivir en un piso de 8 personas, aunque solo seamos 5 ahora. No puedo aburrirme, charlamos, jugamos, nos reímos, al no ir gimnasio hacemos sesiones de fitness en el salón… El sábado 14 era mi cumple y me organizaron una fiesta sorpresa. Soy muy afortunado.
Espero que se acabe pronto la situación, para salir de fiesta con los amigos y pasar algún finde en el pueblo. Pienso mucho en los médicos, los enfermeros y todos los trabajadores de la salud por el momento complicado en el que están pasando. Mi situación es fácil y frustrante a la vez, lo único y lo mejor que puedo hacer es quedarme en casa. Por eso #YOMEQUEDOENCASA

Inma (Madrid):

¿Qué cómo estoy viviendo toda esta situación? Pues con mezcla de sensaciones, con miedo de que les toque a mi familia, mis amigos, mi gente. Por otro lado con decepción por toda esa gente que se toma esto a cachondeo, sin ser conscientes de que con su actitud nos dañan a tod@s.
Solo espero que después de todo esto saquemos algo positivo, aunque ahora no sepamos el qué, y que por fin veamos que nuestro futuro está en una sanidad pública y de calidad, en inversiones en investigación, que tenemos los mejores profesionales del mundo. No olvidemos esa gratitud que estamos mostrando ahora, cuando todo esto acabe…
Y que algo tan sencillo como un beso o un abrazo, ( algo ahora prohibido) puede sanarnos el alma. Seamos mas afectivos cuando esto acabe!!!

Laura (Madrid):

Echo de menos la libertad de un paseo por las calles del pueblo, sin rumbo ni hora mientras te encuentras o saludas a algún vecino. No está siendo fácil vivir esto, y más con las noticias que hay fuera… Pero sobre todo por nuestros mayores, tenemos que hacerlo por ellos. Ellos lo harían por nosotros, como lo hicieron en su día y tanto les debemos.

Fermín (Madrid):

Olivia, realmente no tengo nada destacable que escribir, paso el tiempo trabajando por vía telemática y el resto de las horas leyendo, viendo la tele y haciendo bicicleta estática.

Arturo (Torrejón de Ardoz):

Que se acabé pronto está mierda, que salgamos todos nosotros y los nuestros bien de esta y cuando todo vuelva a la normalidad, nos juntemos todos sin excepción en el pueblo y nos peguemos una épica.

Luigedeluige (Francia):

Un saludo desde París, estamos todos en casa esperando la ola que se avecina por el Este de Francia.
Llevamos 4 días en casa y la verdad de momento bien. Ocupamos nuestro  tiempo cada uno a su manera. Yo trabajando un poco preparando espectáculos para octubre porque creemos que esto parará y la gente volverá a las salas de conciertos y espectáculos.
Estoy recogiendo y escaneando viejas fotos recordando buenos momentos… Ya os mandaré algunas.
Estoy con ganas de darme un paseo con la bici por nuestra sierra y sentarme a tomar una caña con la gente de nuestro Pueblo. Para charlar reír y contarnos nuestras vidas y  cómo no, tocar la guitarra con los ancianos que saben de Jotas del Pueblo…
Hay Pueblecito entre montañas, burbuja intemporal donde nos gusta recargar batería.
Cuidaros mucho que nos veamos todos.
Forza
Viva Navandrinal ciudad sin ley.

F. (Ávila):

Que decir de mi pueblo NAVANDRINAL el pueblo más bonito que hay, el pueblo que está perdido entre montañas donde desde pequeños corríamos y nos caímos y aprendíamos a levantarnos otra vez. Muchas veces nos enfadamos por cosas que ahora no tienen importancia y ahora que estamos todos recluidos en casa echando de menos esas fiestas, ese aire puro, esa gran familia que todos formamos, es ahora que nos tenemos que dar cuenta que por las cosas que nos enfadamos no tienen sentido que debemos estar unidos pero no solo ahora sino también cuando todo esto pase que esto pasará a la historia pero nosotros debemos hacer lo que nuestros padres hicieron por nosotros ser luchadores y apoyarnos todos y nos toca a nosotros por una vez cuidar de ellos. Volveremos todos a pisar sus calles, sus bares, sus montañas y a estar en familia como muchas veces hemos estado. Mandar todo el apoyo a todos los navandrileños y unidos el covid19 será vencido #yomequedoencasa

Prude (Navandrinal):

Solamente quiero mandar un mensaje a todos los vecinos de nuestros pueblos, dando mucho ánimo y fuerzas para afrontar este reto que nos ha tocado vivir personal y colectivamente a cada uno de todos nosotros. Dar gracias por lo que me toca a todos por el esfuerzo que están realizando cada familia confinada en sus casas, pero siempre con la esperanza de que llegará un momento en el que todo esto se vaya solucionando. Todavía es pronto y tenemos que seguir actuando como lo estamos haciendo, sin bajar la guardia. Un saludo y un abrazo para todos.

Olivia (Madrid):

La palabra que más repito estos días es Flipo. Alucino en mil colores cómo en 7 días puede cambiar tu vida a pasos de gigante, alucino en cómo lo que crees que es importante deja de serlo. Alucino en cómo cambian tus prioridades, tus planes, tus ilusiones, tus proyectos… ¿Para qué trabajar y ganar dinero si no tienes salud ni puedes compartirlo con nadie?
Flipo con todos esos mensajes recibidos y esas llamadas. Familia, amigos: sois alucinantes y me muero de ganas por abrazaros y dejaros casi dislocados. Flipo con el pedazo de equipo que tenemos en este país y forman la SANIDAD PÚBLICA. Flipo con mi vecina que me dice “tú no salgas a la compra, salgo yo que soy más mayor”; y cuando le digo que voy a salir que si necesita algo me dice que si paso por un bar le pille tabaco y yo: ¡que está todo cerrado! (Partiéndome de risa con ella). En realidad no echo de menos al pueblo porque pensar en Navandri me da paz y sé que pronto volveré a estar allí y lo disfrutaré todavía más si cabe. Echo de menos a las vacas y a Rubio. A mis padres les siento muy cerca, nos llamamos constantemente y fue muy emocionante y divertido a la vez hacer la primera videollamada con ellos, os quiero. Ya sabes, quédate en casa para que pronto podamos salir todos y disfrutar de los navandrileños, y sí, arrasaremos los 6 bares…
He de reconocer que he copiado vuestros mensajes desde Instagram sin leerlos. Ha sido precioso ir leyendo uno por uno al pasarlos aquí. Me emociona y me emociono… Muchísimas gracias por este gesto, por estas palabras, por estos ánimos. Como también pedí notas de audio, aquí va un montaje con los que han querido hablar: Elvira, Dani, Yoli, María, Carolina, Sergio, Cristina, Daniel y Caterina. ¡Dale al play!

Ir a descargar

Recuerda que puedes dejar un comentario con tu punto de vista.

3 comentarios sobre “La voz del pueblo de Navandrinal para animarnos durante la cuarentena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s