La que lié con la cordera

El viernes pasado me decidí a abrir la cuenta de Aventuras en Navandri en Instagram. El sábado salí al campo con la idea de capturar imágenes bonitas para alimentar este perfil. Me fui con mi padre que estaba con las vacas por el campo y por el camino me encontré a las adorables ovejas de Pauli y Juan. Nunca mejor dicho, estaban “de foto” en el prado con Guay cuidándolas. Guay es el que yo nombro “perrillo guardián” y cuando le llamo siempre viene a saludar, pero es una perra, así que tengo que empezar a llamarla “perrilla guardián”.

ovejas y perro

¿A que son preciosas? Pero estaban un poco lejos y mi objetivo no daba para más. Así que decidí acercarme. Llegué hasta la pared de piedra del prado, y aún así, veía un poco lejos a las ovejas para hacer la foto. Tuve la genial idea de entrar al prado, “si total, Guay ya me conoce, no se va a asustar,” pensé.

¿Pero para qué te metes en el prado? ¡Deja a las ovejas tranquilas!

Seguir leyendo “La que lié con la cordera”

Mala buena suerte en el parto de la vaca Calzada

Llevaba sin ir al pueblo prácticamente un mes. Hasta la gente me preguntaba que qué pasaba con el blog, que no publicaba nada y yo “tranquilos, que tengo dos post en la recámara que pronto podréis leer”. Pero los acontecimientos me han adelantado y otra gran aventura me ha vuelto a pasar en Navandrinal.

Excursión a Navarredonda de Gredos

Como bien decía, ya hacía bastante que no iba al pueblo y aprovechando que el 9 de noviembre es festivo en Madrid, nos fuimos al pueblo. El sábado mi hermana Marisol (veterinaria) tenía que hacer una guardia y David y yo le acompañamos a Navarredonda de Gredos y así hacíamos un poco de turismo rural mientras ella realizaba una inspección sanitaria.

 

Mini road trip por la provincia de Ávila

Recorrimos en coche los siguientes pueblos: San Juan del Molinillo, Navarredondilla, Seguir leyendo “Mala buena suerte en el parto de la vaca Calzada”

Mi primer parto como asistente

Parece otro post más sobre el parto de una vaca, pero no es así. Este es el primer parto al que he asistido como asistente de la vaca en pleno alumbramiento. Es decir, que he intervenido para ayudar a la vaca a parir. Bueno, en realidad parió sola pero me siento orgullosa de haberme atrevido a tirar de las manos de la becerra al salir. Os lo cuento con todo detalle.

Olivia, vete a asomarte a la vaca y me dices si está de parto. -Dijo mi madre.

El domingo a medio día subí a la cuadra a ver si la vaca estaba de parto. Para mi sorpresa ya le asomaban las pezuñas, pero tras las experiencias de los dos partos anteriores que tardaron horas y horas las vacas en parir, pues me entretuve con los demás animales. Léase el nacimiento de Primo, el becerro más famosos del pueblo. Hablando de Primo, ahí que estaba tan chulo, le podéis ver en el último vídeo dando la bienvenida a su nueva amiga.

Seguir leyendo “Mi primer parto como asistente”