Dando la bienvenida a los nuevos becerritos

Queridos navandrilovers, hace mucho tiempo que no os cuento las Aventuras en Navandri con los partos de las vacas. Es maravilloso ver el ciclo de la vida de los animales, en este caso de las vacas. Tienen un embarazo de nueve meses y cuando se acerca la fecha del parto la conversación entre mis padres se resume en “¿Cuándo cumple esa vaca? ¿Está muy ubreá*?

En cuanto termines de trabajar bajamos a asomarnos a la vaca. No me da buena espina.

Eso me dijo mi padre el pasado 4 de marzo, así que sobre las cinco de la tarde fuimos hasta el prado situado en la carretera entre San Juan del Molinillo y Navalmoral a observar a la vaca. Cuando llegamos estaba tumbada, se levantaba, subía el rabo, se notaba que estaba inquieta y no le asomaba nada.

Mi padre, como ya conoce al ganado, seguía preocupado viendo a la vaca en esas condiciones. Decidimos volver a casa para coger cuerdas, trapos y regresar al prado con mi madre y mi tío Jesús por si había que asistir en el parto. Ya en la finca y tras consultar por teléfono a mi hermana veterinaria, llamamos a un veterinario de Ávila. Nos dijo que la llevásemos a un cepo y que venía lo antes posible. Y claro, estábamos entre los dos pueblos así que se nos ocurrió llamar a Mario (el de Ramón de San Juan del Molinillo) para preguntarle si podíamos usar su cepo que está por la dehesa abajo. Justo al salir del prado pasaron sus padres y nos dijeron que fuéramos para su finca y a los pocos minutos acudieron Mario y su hermano Óscar a ayudarnos para llevar la vaca. ¡Y menos mal! Porque el animal con los dolores no quería ir. Entre mis padres, mi tío y yo hubiera sido mucho más complicado y con ellos fue más sencillo.

Nunca te acostumbras a un parto de una vaca, sobre todo si notas que no va bien. ¿Y cómo te das cuenta de que la novilla “ha ubreado de golpe”? Sabiduría, conocimiento, experiencia. No busques *ubrear en la RAE, vete al apartado “diccionario” del blog.

-Puedes llevar años y años cuidando vacas, pero siempre te pones nervioso cuando van a parir.- Decía Óscar mientras llevábamos la vaca a su cepo.

La verdad es que Alberto, el veterinario de la clínica San Antonio de Ávila, llegó enseguida, justo cuando estábamos llegando al cepo para meter a la vaca.

Seguir leyendo “Dando la bienvenida a los nuevos becerritos”

Mi primer parto como asistente

Parece otro post más sobre el parto de una vaca, pero no es así. Este es el primer parto al que he asistido como asistente de la vaca en pleno alumbramiento. Es decir, que he intervenido para ayudar a la vaca a parir. Bueno, en realidad parió sola pero me siento orgullosa de haberme atrevido a tirar de las manos de la becerra al salir. Os lo cuento con todo detalle.

Olivia, vete a asomarte a la vaca y me dices si está de parto. -Dijo mi madre.

El domingo a medio día subí a la cuadra a ver si la vaca estaba de parto. Para mi sorpresa ya le asomaban las pezuñas, pero tras las experiencias de los dos partos anteriores que tardaron horas y horas las vacas en parir, pues me entretuve con los demás animales. Léase el nacimiento de Primo, el becerro más famosos del pueblo. Hablando de Primo, ahí que estaba tan chulo, le podéis ver en el último vídeo dando la bienvenida a su nueva amiga.

Seguir leyendo “Mi primer parto como asistente”

El becerro más famoso del pueblo

Llegaron las vacaciones de Semana Santa y al pueblo.

¡Ha vuelto a nevar! Este año no para. El Viernes Santo se cuajó todo el campo en un rato. Fuimos a buscar las vacas al Arroyo Cerezo y al volver ya estaba todo blanco.

El Sábado Santo salió el sol. Los más madrugadores vieron la nieve en los tejados y en la montaña, pero yo que sinceramente no madrugué, vi un sol radiante. Nos fuimos a sacar las mismas vacas de la tarde anterior y al volver, sobre las tres de la tarde, nos asomamos a ver si había parido la “Chaparra” (otra vaca). Para nuestra sorpresa estaba de parto, ya tenía la bolsa amniótica colgando. Yo pensé que en cinco minutos saldría la cría, pero no.

parto vaca lumusin

Seguir leyendo “El becerro más famoso del pueblo”